Presentan ONGs atrasos ambientales y propuesta de agenda verde a presidenciables. Parte 2

Los costos de degradación ambiental equivale al 5.8% del PIB nacional y 68% de los mexicanos está en riesgo ambiental.

Por Juan Carlos Machorro

México.- Las 10 propuestas para proteger la riqueza natural de México fueron enviadas a los candidatos independientes Margarita Zavala y Jaime Rodríguez; y a Andrés Manuel López Obrador, de Juntos Haremos Historia; José Antonio Meade, de Todos por México, y Ricardo Anaya, de Por México al Frente.

Los candidatos tienen programado asistir al tercer debate presidencial, organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE), el 12 de junio en Mérida, Yucatán, donde se abordarán, entre otros, los temas de desarrollo sustentable y cambio climático.

Propuestas de las ONGs por tema:

Manejo integral del agua

Es indispensable proteger los ecosistemas que son fuente del abastecimiento de agua, con una visión de cuencas y acuíferos, para garantizar la disponibilidad de agua y así cubrir los requerimientos actuales y futuros de la población y los mismos ecosistemas; así como establecer un mecanismo operativo funcional para determinar precios justos e incrementales a quien consuma una mayor cantidad, que también reflejen los costos de suministro y tratamiento.

 

Manejo integral de bosques y selvas

Es necesario implementar acciones gubernamentales efectivas que empoderen a las comunidades dueñas de los bosques, impulsen la gobernanza local y afiancen el tejido social, con el fin de avanzar en la conservación, la restauración y el manejo sostenible de los recursos forestales de los suelos. México se comprometió en el acurdo de Paris a lograr una tasa de cero deforestación al 2030. Sin embargo, nuestros recursos forestales continúan perdiéndose y degradándose por políticas publicas erróneas y por el avance de un modelo depredador que impulsan los grandes proyectos vinculados con la minería, la agronomía el turismo y el desarrollo urbano.

 

Manejo integral de mares, costas e islas

Es primordial contar con mecanismos de protección para cuando 30% de los mares mexicanos y detener su explotación comercial, lo que permitirá garantizar la sostenibilidad de los aprovechamientos que se realicen en el 70% restante. Nuestros mares, costas e islas y los recursos biológicos y pesqueros que albergan son patrimonio de todos los mexicanos. Los pescadores, las comunidades costeras y otros usuarios de los mares y las costas solo tienen el privilegio de aprovechar responsablemente estos recursos en beneficio de la nación.

 

Conservación, manejo sostenible de la biodiversidad

Es prioritario integrar la conservación y el manejo sostenible de la biodiversidad en el quehacer cotidiano de todos los sectores productivos  del país y fortalecer el ordenamiento ecológico del territorio. Las áreas naturales protegidas y otros instrumentos de gestión territorial. Este esfuerzo será la base para consolidar y hacer efectiva la aplicación de los instrumentos de política pública para la planificación del territorio nacional y asegurar la integridad de nuestro capital natural y los servicios ambientales que nos provee.

 

Cambio climático

Es imprescindible implementar la Estrategia Nacional de Adaptación al Cambio Climático, priorizando la adaptación basada en ecosistemas y la infraestructura verde, lo que favorecerá la conservación y restructuración de nuestro capital natural de una manera costoefectiva, brindara cobeneficios para las comunidades y contribuirá a que el país avance sustantivamente hacia el cumplimiento de las metas establecidas en las Construcciones Previstas Y Determinadas a Nivel Nacional (INDC, por sus siglas en inglés), en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (es decir, alcanzar hasta 36% de reducción de las emisiones para 2030).

 

Transición energética

Es fundamental incentivar los sistemas descentralizados para el suministro de energía eléctrica a las comunidades rurales y urbanas, lo cual disminuirá la pobreza energética del país al tiempo que mitigara las emisiones de gases de invernadero, factores que a su vez evitaran que los grandes proyectos de energía renovable impacten negativamente los ecosistemas o las comunidades rurales. Esto acelerara la transición energética de México para cumplir con la meta de generación de energías limpias de 35% para 2024, conforme a los compromisos establecidos por el propio país en sus NDC.

 

Megaproyectos y biodiversidad

Es imperativo reducir al máximo los impactos negativos de sobre la biodiversidad producidos por los proyectos extractivos y la infraestructura de apoyo para el desarrollo del país. El uso de la “jerarquía de mitigación” será determinante para progresar de forma significativa en este sentido, pues dicha herramienta planea evitar, minimizar y corregir los impactos ambientales, y contempla la compensación exclusivamente para aquellos impactos residuales que sean verdaderamente inevitables. La explotación de hidrocarburos, el aprovechamiento de recursos mineros, la generación y transmisión de energía eléctrica y la construcción de infraestructura de transporte son actividades trascendentales para México; sin embargo, debe impedirse que sus impactos ambientales negativos comprometan el bienestar y la salud de los mexicanos.

 

Turismo sostenible

Es esencial formular y aplicar a nivel nacional un modelo de desarrollo turístico sostenible que minimice los impactos ambientales negativos y logre una alta rentabilidad social y económica. Si bien los indicadores macroeconómicos de la actividad turística en México son positivos, la concepción de infraestructura turística con una adecuada planeación representa una oportunidad para reducir los impactos negativos ambientales y socio culturales que hoy genera, por lo que se requieren políticas públicas para normar su construcción, regular su operación, promover mejores prácticas y reconocer a las empresas que adopten practicas ambiental y socialmente responsables, mediante incentivos fiscales y de mercado.

 

Ciudades sostenibles

Es importante diseñar el marco jurídico y el programa de incentivos correspondiente para favorecer el diseño de las ciudades y asentamientos humanos exclusivos, seguros y resilientes, donde se garanticen modalidades de consumo y producción sostenibles, con el propósito de reducir el impacto ambiental negativo per cápita, lograr una gestión urbana sostenible, estimular el uso eficiente de los recursos naturales en el ámbito rural y fomentar estilos de vida urbanos más acorde con la naturaleza. En México, 70% de la población vive en las ciudades, que constituyen centros de demanda de bienes y servicios ambientales, pero también espacios potenciales para generar recursos financieros y capital humano con una nueva visión de desarrollo urbano armónico.

 

Fortalecimiento institucional ambiental

Es urgente incorporar un enfoque ambiental transversal en el Sistema Nacional de Planeación Democrática. En particular, en el corto plazo, es vital asegurar la coordinación de la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en el otorgamiento de subsidios al campo y el manejo de nuestros recursos pesqueros; la alineación dela Semarnat y secretarias de Economía, de Energía y Turismo para el aprovechamiento sostenible de nuestro territorio; y el fortalecimiento de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Gendarmería Ambiental y la Guardia Costera para la efectiva protección de los recursos naturales terrestres y marino-costeros.

izas

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto