Resistencia de autoridades para investigar feminicidios: Observatorio de Feminicidios

De ocho mil 904 mujeres asesinadas entre 2014 y 2017, sólo el 24% de casos fueron investigados como feminicidios  

Por Vanessa Solis 

Ciudad de México.-  Entre 2014 y 2017, el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios (OCNF) registró ocho mil 904 mujeres asesinadas, de los cuales sólo dos mil 188 casos fueron investigados como feminicidios, es decir sólo el 24% bajo ese tipo penal, pues en muchos de los casos las autoridades se resisten a investigarlos bajo esta perspectiva.

En su último informe "Implementación del tipo penal de feminicidios en México: desafíos para acreditar las razones de género" 2014-2017, el Observatorio Ciudadano del Feminicidio, señaló que las carpetas de investigación se inician por homicidio culposo (que tiene una pena menor al del feminicidio), a pesar de haber huellas de crímenes de odio en los cuerpos, como en los casos de Karen Sánchez o de Victoria Pamela Salas.

La tipificación del feminicidio se inició en 2010, las primeras entidades en incluir este delito en sus Códigos Penales fueron Guerrero y la Ciudad de México; más tarde, en 2012, el feminicidio quedó asentado en el Código Penal Federal y describe siete razones de género para acreditarlo:

Sin embargo, indica el OCNF en su reporte, aunque algunos estados retomaron este tipo penal, otras hicieron sus propias versiones con circunstancias subjetivas imposibles de acreditar.

Esto sucede en 13 entidades del país: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Michoacán, Nayarit, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Tlaxcala, Yucatán y Durango, donde se pide demostrar "la intencionalidad del agresor" particularmente los motivos de "odio o aversión hacia las mujeres", lo cual es innecesario ya que el delito de feminicidio siempre se realiza de forma dolosa, recuerda el OCNF. 

O bien, en otros casos, no se considera la relación que existe entre la víctima y victimario, ni los contextos de violencia previa que vivían las mujeres. Como resultado, en Aguascalientes, por ejemplo, la Procuraduría local reportó al Observatorio solo un feminicidio de los 12 asesinatos de mujeres ocurridos de 2015 a 2016.

En 19 entidades restantes, contar con una definición clara de las razones de género no asegura que los casos se acrediten e investiguen como feminicidio por parte de las autoridades.

De ahí que 2014 a 2017 de los 6 mil 297 asesinatos de mujeres, únicamente 30 por ciento, mil 886 casos, fueron indagados como feminicidio, de acuerdo con información que proporcionaron las Fiscalías y Procuradurías de 25 estados al OCNF, por medio de solicitudes de información.

De estos casos clasificados como feminicidio, la mayoría de las mujeres tenían entre 21 a 30 años de edad. Un tercio, fue hallada asesinada en su hogar y el resto en lugares públicos (carreteras, terrenos baldíos, hoteles, bares, restaurantes). Las formas de asesinato fueron brutales, tales como golpes, estrangulamientos, quemaduras, mutilaciones, envenenamiento y armas de fuego.

Por su parte, la red de organizaciones de la sociedad civil que conforman al Observatorio del Feminicidio documentó en 22 estados de México un total de 8 mil 904 mujeres asesinadas, solo 2 mil 188 investigados como feminicidio.

El OCNF destaca que las Procuradurías siguen sin registrar mayor información de las víctimas; por ejemplo, en 2017 en Sinaloa, de las 85 mujeres asesinadas, la Procuraduría local desconoce en 94 por ciento de los casos al victimario; y en Jalisco, ocurre en 54 por ciento de los 153 asesinatos registrados de 2014 a 2017.

Además, la organización especializada en feminicidio agrega que la tipificación de este delito es insuficiente si no va acompañada de un protocolo acorde a los estándares más altos de investigación "ya que se requieren diligencias específicas para acreditar las razones de género establecidas en el tipo penal", indicaron.

No obstante encontraron que seis entidades no cuentan con protocolos especializados para la investigación del feminicidio: Baja California Sur, Durango, Michoacán, Nayarit, Tamaulipas y Tlaxcala.

El resto de los estados que cuentan con protocolo, no los actualizaron a los estándares de debida diligencia y perspectiva de género con la sentencia que dictó en 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por el caso Mariana Lima Buendía, en el que precisa que todas las muertes violentas de mujeres (incluyendo presuntos suicidios o accidentes) deben investigarse como feminicidio.

vsv
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto