Hago trabajo político, no electoral a favor de “El bronco”: González Flores

Entrevistado en el Palacio de Gobierno, luego de que en los primeros minutos del año nuevo los diputados locales le tomaran protesta, González Flores no quiere boato ni caravanas, pues sabe que el puesto es momentáneo y no deberá acostumbrarse mucho a él, ya que tendrá que regresarlo pronto

 

Por Luciano Campos/ Apro

 

Monterrey, Nuevo León (apro).- Apenas tuvo una semana Manuel González Flores para aceptar la idea de que se convertiría en gobernador de Nuevo León.

 

Aunque sabe que de acuerdo con la Ley será interino por seis meses, los subalternos le llaman gobernador pues, constitucionalmente lo es, hasta que su amigo y jefe político, Jaime Rodríguez Calderón termine su proyecto político buscando la Presidencia de México y regrese al puesto.

 

Entrevistado en el Palacio de Gobierno, luego de que en los primeros minutos del año nuevo los diputados locales le tomaran protesta, González Flores no quiere boato ni caravanas, pues sabe que el puesto es momentáneo y no deberá acostumbrarse mucho a él, ya que tendrá que regresarlo pronto.

 

De hecho, quiere una gestión discreta, en la que ni siquiera se note que tuvo un período de transición, mientras su jefe, “El Bronco”, se ocupaba de refundar México con una candidatura que él asegura, será ganadora.

 

Afirma que, mientras esté afuera, Jaime Rodríguez no se involucrará en los asuntos de gobierno (Proceso 2149).

 

Gestión “discreta”

 

González, un abogado que en el pasado fue diputado local del PRI, forma parte del proyecto político del “Bronco”. En la campaña del 2015 fue uno de los principales estrategas y todavía, primero como secretario General de Gobierno y ahora como mandatario interino, se presenta unido al mismo plan del precandidato presidencial.

 

Jaime Rodríguez tuvo que enfrentar cuestionamientos por su licencia, luego de prometer que no iba a “chapulinear”. Cuando se le pregunta sobre el tema, Manuel González pide que los cuestionamientos los dirijan directamente a su jefe. Sin embargo, no deja de señalar que antes de pedir permiso para emprender la búsqueda de la presidencia El Ranchero de Pablillo cumplió son sus propósitos ante los nuevoleoneses.

 

En estos reajustes, dice, enmendaron el trabajo de la Tesorería que, como inercia burocrática, acostumbraba recibir dinero y gastarlo. Entonces buscaron equilibrio entre los trabajos de las Secretarías de Administración y la de Finanzas.

 

Hubo reajustes en la dirección de Agricultura, que necesitaba mayor peso y se transformó en Secretaría estatal. De igual manera, la secretaría del Trabajo, que estaba inflada, se convirtió en una subsecretaría y se incorporó a la Secretaría de Desarrollo Económico. Obras Públicas se redujo y se incorporó al área de Infraestructura.

 

El adecuado funcionamiento de la estructura administrativa permite al estado concentrarse en los cinco grandes proyectos que se plantearon de inicio y que fueron tomados de opiniones y análisis presentados por el Consejo de Planeación del Estado, que plantea una visión hacia el año 2030.

 

Desde el inicio del sexenio se enfocaron en los ejes de seguridad; movilidad y transporte; infraestructura social; transparencia y combate a la corrupción; y reconstrucción del tejido social.

 

izas

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto