“Fui un personaje incómodo, pero libré importantes batallas”, dice adiós Hugo Valdemar

Como una voz que “creaba opinión pública” cada semana Valdemar consideró que su mayor logró fue posicionar al semanario Desde la Fe

 

Redacción: MX Político

 

México.- Después de 15 años, Hugo Valdemar Romero, dejó de ser vocero de la Arquidiócesis de México, cargo en el que dijo que fue “un personaje incómodo”, y que  “libró batallas” como la despenalización del aborto, las parejas del mismo sexo y la adopción por parte de éstas.

 

Quien sustituirá a Valdemar Romero, será Marilú Esponda, quien fue nombrada por el cardenal Carlos Aguiar Retes, ella fue responsable de la prensa en la Conferencia del Episcopado Mexicano cuando la presidió el ahora arzobispo primado de México, aseguró en entrevista con Milenio.

 

Como una voz que “creaba opinión pública” cada semana Valdemar consideró que su mayor logró fue posicionar al semanario Desde la Fe, con tiraje de 25 mil ejemplares dijo que el semanario buscó analizar y criticar “las circunstancias que en el país no estaban funcionando, como la corrupción o las situaciones que afectaban a la población”.

 

Un ejemplo fue su última editorial, “la del estribo”, que se publicó este  domingo con el título “Hartazgo Electoral”, estas críticas asegura Valdemar, que le costaron denuncias ante autoridades federales y judiciales, así como con diputados, senadores e integrantes de la Asamblea Legislativa capitalina. “Incluso se llegó a plasmar en puntos de acuerdo que desapareciera Desde la Fe”, recordó el sacerdote.

 

En 2003, llegó a la dirección de Comunicación Social de la arquidiócesis, recién llegado de estudiar su licenciatura en comunicación en Roma, dijo: “Me voy muy contento después de 15 años de una ardua labor en la que viví situaciones muy críticas, muy difíciles”.

 

Por su parte, Marilú Esponda, al ser nombrada directora de Comunicación de la Arquidiócesis de México, aseguró que “la comunicación es tarea de servicio, y a eso me dedicaré con pasión. Lo más valioso de mi trabajo será escuchar mucho, entender las distintas posturas, asumirlas, valorarlas, empatizar con ellas para aportar desde mi posición al mutuo entendimiento, al diálogo social, al bien común. Es, sin duda, un gran reto que me obliga a ejercitar el difícil arte de la escucha”.

 

FOTO: ARMANDO MONROY /CUARTOSCURO.COM

 

izas

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto