Lección de sesos y humildad de Raúl II, a soberbia de los yupis / En la opinión de Alfredo Martínez de Aguilar

Por: Alfredo Martínez de Aguilar

Uno de los mayores problemas de la ensoberbecida tecnoburocracia gobernante del llamado Nuevo PRI, hoy totalmente defenestrado por su escandalosa corrupción, a grado tal de su posible tercera derrota presidencial, es no saber ni querer aprender a comunicar.

Ésta acción humana y política, fundamental para hacerse entender, convencer, gobernar y administrar públicamente, no es simplemente como se hace, informar, fría y mecánicamente, a través de comunicados o boletines con lenguaje triunfalista acartonado. 

Mucha culpa tienen en este sentido la mediocridad y mezquindad de los periodistas o comunicadores burócratas que desde las coordinaciones de comunicación social, se convierten en los principales enemigos de sus compañeros y se rodean de "favoritos".

Estúpidamente, por falta de visión y sensibilidad, con una óptica minimizante la nueva clase política gobernante cree estar convencida que la relación con los medios de comunicación impresos, electrónicos digitales y bloguers, se reduce solo a dinero.

Gobernantes y políticos que equivocadamente así lo han creído y aplicado a final de cuentas, se han estrellado con las miserias humanas de la ambición desmedida del lucro por el lucro de la simple relación mediática comercial, incluso, de extorsión y chantaje. 

Olvidan estos personajes soberbios que, sobre todo, los dueños de los medios de comunicación son barriles sin fondo, cuya exigencia de dinero no tiene límite ni llenadera alguna, totalmente al margen de la prestación de un invaluable servicio profesional.

Al no construir tales gobernantes, políticos e, incluso, empresarios, una relación cordial y respetuosa con los medios, no pueden exigir respeto y menos honrar la lealtad de la amistad, porque ésta no existe, en todo caso se trata de meras complicidades.

Que no se sorprendan, por tanto, que los medios pasen la factura al gobierno de Enrique Peña Nieto, durante el actual proceso electoral federal, considerado la madre de todas las batallas electorales, por la elección concurrente de 3416 cargos de elección popular en los tres órdenes de gobierno.

Ha sido por demás mayúscula la soberbia y por consiguiente estupidez, primeramente, del dinosaurio David López Gutiérrez y, luego del "exquisito yupi" Eduardo Sánchez Hernández, como Coordinadores Generales de Comunicación Social y Voceros del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Estúpidamente su Plan y Programa de Trabajo generó incomunicación y divorcio de los medios de la Ciudad de México con el presidente Peña Nieto al echarse en brazos de los corresponsales extranjeros y de manera facciosa con algunos medios televisivos de la CDMX, que no nacionales, a cuyos dueños han llenado las bolsas de dinero.

Nada nuevo bajo el Sol, en realidad. Así ha sido, lamentablemente, desde el arribo de los insensibles burócratas de la tecnocracia, los llamados "Chicago Boys", egresados de las universidades gringas, sobre todo, de Yale y Harvard.

La entronización de la "cofradía de la mano caída" desde el desgobierno de Miguel de la Madrid Hurtado y de Carlos Salinas, cuyos efebos y eunucos siguen vigentes en el poder, vino a complicar las cosas para el PRI-gobierno. ¿Dónde están los excelsos publirrelacionist6as como Don Pancho Galindo? ¡Les sepultó el neoliberalismo!

De ahí, la trascendencia social y política de la lección de inteligencia y humildad del candidato al Senado de la República por la Coalición Todos por México, Raúl III Bolaños Cacho Cué, al invitar a platicar en corto, sin restricción alguna, a un grupo de periodistas.

No es un reconocimiento público porque nos haya "matado el hambre" al compartir el pan, el vino y la sal, sino por la importancia del acercamiento y diálogo tú a tú, en medio de la creciente soberbia de los "yupis" que en mala hora ha contagiado a los "yopes".

Raúl III, como le llaman sus detractores, sabe escuchar, a pesar de ser junior de la vallistocracia, bisnieto del gobernador Miguel Bolaños Cacho, nieto de don Raúl Bolaños Cacho Güendulain, primo hermano de don Gustavo Díaz Ordaz e hijo del ex priista, Raúl Bolaños Cacho Guzmán.

Es de destacar que Raúl III, cuenta con la excelente publirrelacionista Luz Divina Zárate Apack, quien ante todo ha sabido hacerse amiga de los periodistas oaxaqueños desde el gobierno de Diódoro Carrasco, cuando estuvo en los cuernos de la luna, como secretaria particular de éste.

Refuerza exitosamente el trabajo con los medios de comunicación la intensa y permanente labor de Paulina Gómez Carreño formada en publirrelaciones por Manuel Acevedo Cruz, quien descanse en paz, cuyo vástago es cercano colaborador del candidato a senador del PRI, PVEM, Panal. 

Sin telarañas en el cerebro, Bolaños Cacho Cué, ha conformado un sólido equipo de trabajo con un grupo de jóvenes valiosos por inteligentes e inquietos, sin importar que hayan colaborado en el gobierno de Gabino Cué, como en el caso de su secretario particular, Andrés Manzano Trovamala.

A la fecha, las cosas se complican para el PRI-gobierno, porque se acabó, primeramente la formación integral de cuadros, educativa y cultural, con claras convicciones político-ideológicas en la nueva clase política gobernante, la probada vocación de servicio y la disciplina partidista.

Y todo se agrava todavía más para el PRI-gobierno como consecuencia del abandono del activismo para enarbolar la defensa de las causas populares, empezando por la inevitable demanda de la justicia social mínima en prestación de servicios públicos básicos.

Dónde están actualmente las acciones de los  priistas en materia de gestoría y abanderamiento de la introducción de servicios indispensables de agua, drenaje, electrificación, pavimentación, educación y salud. Como es lógico y natural, el pueblo les ha mandado a la chingada.

Como es lógico y natural, no podemos menos que concluir que al abandonar el esquema meritocrático, es decir, de premios y castigos por los resultados en el activismo político, el PRI-gobierno dejó de ser instrumento que garantice la movilidad social.

Sin el estímulo de la mejoría en el nivel de vida personal y familiar, merced al reconocimiento del valor intangible de la convicción y lealtad partidista, así como de los resultados eficaces y eficientes en el trabajo político, no existe el atractivo del ascenso.

Hoy por hoy, se privilegia ante todo el pragmatismo llevado al extremo de la máxima expresión del envilecimiento humano, no solo político, al atentar abiertamente contra la dignidad al prostituirse y convertirse en mercenarios en venta al mejor postor.

Muy atrás quedó la ortodoxia político-partidista con un piso mínimo de ética política y moral para vivir en la medianía republicana. Hoy como nunca, la política y la administración pública son el "ábrete sésamo" para saquear hasta la náusea las arcas gubernamentales.

El peor ejemplo de ello ocurre de manera especial en México y en Oaxaca, en el partido de Manuel Andrés López Obrador, el Movimiento de Regeneración Nacional. Morena ha sido convertido en basurero de la historia, empezando por el propio ex viejo priista de MALO.

Y, desde luego, ocurre también, en las 685 organizaciones sociales radicales vinculadas al crimen organizado, a través del narcomenudismo, así como a los grupos armados de la guerrilla que operan en Oaxaca y que se dedican al secuestro y a asaltar bancos.

Claro, que no es un problema exclusivo del PRI-gobierno neoliberal, pues el fenómeno se hace extensivo a toda la nefasta partidocracia, incluyendo, por supuesto al socialismo populista de Manuel Andrés López Obrador (MALO) que manipula, no comunica.

Ciertamente, el candidato presidencial vitalicio de la izquierda radical ha sido exitoso en manipular las emociones negativas de los resentidos políticos y empresariales excluidos por el PRI-gobierno, y por no cumplirse sus caprichos electorales o de negocios.

Está por demás visto que son "chaqueteros" movidos por el odio y la sed de venganza contra el PRI-gobierno. Aun cuando es un fenómeno generalizado en los 32 estados de la República Mexicana, es más visible en la mártir Oaxaca. 

A'i viene el paro indefinido de los capos, sicarios, activistas, milicianos, comandantes públicos y clandestinos de la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), la huelga nacional, y la nueva revuelta en Oaxaca con la tercera derrota consecutiva de MALO ¡Bienvenida la "primera revolución del Siglo XXI"!

Detrás de la Noticia
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

zam

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto